Nutrición Antes del Embarazo

Valora este artículo
(1 Voto)
Hoy en día se define la situación nutricional relacionada con la gestación en tres aspectos diferentes que son la preconcepción, la concepción y el embarazo.

Preconcepción:
cuando una pareja decide iniciar un proceso de embarazo, debe comenzar la suplementación con acido fólico la mujer con el fin de evitar los defectos del tubo neural, y el hombre debe tener una dieta saludable rica en antioxidantes para asegurar un esperma saludable. Los problemas de fertilidad están relacionados con el índice de masa corporal IMC, que si bien es bajo con un porcentaje de grasa inferior a 17% podría afectar su ciclo menstrual y aquellas pacientes con IMC mayor de 35 se altera la relación de testosterona y estrógenos , lo que impide una buena fertilidad.

Concepción:
Los hábitos de vida de la mujer que desea un embarazo pueden afectarla. La realización de dietas extremas o hacer planes de reducción de peso frecuentes alteran los ciclos menstruales y por lo tanto la fertilidad, lo mismo sucede como se mencionó anteriormente en las pacientes con aumento en los depósitos de grasa en el organismo. En el ambiente existe una gran cantidad de toxinas conocidas como los disruptores hormonales, entre ellos ftalatos, bifenilos polibrominados, que alteran el estado hormonal de las personas alterando su capacidad de fecundar.

Embarazo:
El peso de la madre se correlaciona con el peso de su hijo. Su estado nutricional afecta el del producto y de ahí se deriva tener una asesoría nutricional durante el embarazo. Cada trimestre tiene sus particularidades y sus recomendaciones específicas que veremos en detalle en futuras entregas.

En Colombia de acuerdo a la Encuesta de la Situación Nutricional la mitad de los embarazos tienen algún problema relacionado con la nutrición, pues si bien existe sobrepeso u obesidad también se dan los embarazos en poblaciones con desnutrición. Y la desnutrición puede coexistir con el sobrepeso y la obesidad. Si además tenemos en cuenta que alrededor del 30% de la población no consume regularmente frutas y verduras, nos vamos a enfrentar con personas con deficiencias de vitaminas, y su ausencia puede afectar el normal desarrollo de un embarazo.
La invitación es  a revisar nuestros hábitos de vida, definir si hay alguna alteración y corregirla con la ayuda de un profesional de la salud. Una vez se tome la decisión de iniciar un embarazo se deben tener en cuenta diferentes aspectos y la nutrición es uno de gran importancia para el adecuado desarrollo del mismo.

Sandro Gómez Maquet
Medico Nutriólogo
Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.
Visita el blog del Dr. Sandro:
Visto 7087 veces
Más en esta categoría: Alimentación antes del Embarazo »

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

registro comunidad ser mamá