Mitos y cuidados del ombligo del bebé


ser mama

Ahora que por fin se acabó la espera por tener a tu bebé en tus brazos y estás viviendo día a día la felicidad de ser madre, lo más importantes es que sigas teniendo los mismos cuidados que antes con tu bebé.
Existen muchos mitos acerca del ombligo de los bebés, continúa leyendo y descubre cuáles son ciertos y cuáles no:

El ombligo se cae solo
Cierto, el cordón por el cual el bebé se alimentaba dentro de la pancita de la mamá se cae solo durante las 2 primeras semanas de su nacimiento.

La forma del ombligo depende de cómo cortaron el cordón
Algunos bebés tienen su ombliguito como un botón o como un agujerito, ambos casos son normales pero la forma depende de la herencia genética y no de la forma en que le cortaron su cordón.
Lloran porque les duele el ombligo
Muchas mamás tienen esta idea pero es falsa, lo bebés pueden llorar porque tienen hambre, sueño, están mojados, etc, pero el ombligo no les causa ningún dolor.

Le sale sangre porque está enfermo
Depende, es normal que el ombligo sangre un poco los primeros días e incluso cuando se le haya caído el cordoncito, pero si el sangrado es abundante lo mejor es consultar a tu pediatra.
Como puedes ver, existen muchos mitos y posiblemente creas en alguno de ellos. Para no preocuparte de más, lo importante es que durante las dos semanas que se está formando su ombligo lo limpies 3 veces al día o cada que le cambies el pañal, lo mantengas seco, protegido y tapado para evitar cualquier tipo de infección y que se caiga lo antes posible.
Si notas que el olor del ombligo es extraño puede ser un síntoma de alerta que se conoce como onfalitis (infección umbilical) lo recomendable es acudir cuanto antes al pediatra para atenderla.
Fuente: Luciara

registro comunidad ser mamá